Ahorrar es una de las costumbres más sanas que podemos tener como personas. Lo importante es elegir de qué manera hacerlo y sea a través de una entidad confiable,con experiencia y que garantice que el capital estará en buenas manos. Por eso, aquí te tengo 5 beneficios para comenzar a hacerlo. 1.Rendimiento. El rendimiento que se recibe por este tipo de producto financiero es superior a cualquiera y más si estás planeando hacerlo a mediano o largo plazo. 2.- Desprenderse del 10%. No es fácil ahorrar, y menos si queremos guardar la mitad del sueldo o ingreso, lo recomendable es guardar el equivalente al diez por ciento de ingreso mensual. Quizá no parezca mucho,pero después de varios años trabajando,se volverá una importante cantidad de dinero. 3: Evitar los gastos mínimos. ¿Conoces el gasto hormiga? A veces, se termina el dinero de la quincena o mes y no sabemos ni en qué fue, porque en compras pequeñas o “del día”se va la mayoría de la percepción salarial o ingreso. No hay que olvidar tener cuidado con los pequeños gastos, pues tal como dice el refrán: un diminuto agujero hunde un barco. NOTA. Lleva un control sobre tus gastos diarios y veras el acumulado al mes. 4.No toques tu cuenta de ahorro. Invertir a plazo fijo es una buena opción para evitar la tentación de retirar el dinero que llevas ahorrando. Mientras que el dinero se encuentre bajo el resguardo de una institución bancaria generará intereses,mismos que hará crecer la inversión y se convertirán eventualmente en ganancias importantes. 5. Eliminar vicios,márcate metas. Existen muchos vicios cuando de dinero de habla, por ejemplo,gastar más de lo que se gana o comprar artículos que no son de primera necesidad, o que no son necesarios,empieza el hábito de sólo hacer compras prioritarias,márcate metas,¿qué deseas alcanzar o lograr en 10 años? En 15 años? Inicia tu planeación ya. Y recuerda: “Los ahorros nos permiten gozar de tranquilidad financiera, algo muy preciado a medida que vamos creciendo y deseando desarrollar nuestros propios planes”.